Los gadgets más caros el mundo que puedes aspirar a comprar

0

The Review

71% Good!

Vestibulum sit amet ante eget diam scelerisque eleifend. Nam metus mauris, cursus non suscipit ut, faucibus ut quam. Quisque ac scelerisque dolor nullam lacus amet ante eget diam scelerisque eleifend.

  • Taste 63 %
  • Service 45 %
  • Freshness 95 %
  • Texture 65 %
  • Ambiance 85 %

En tecnología hay varias maneras de establecer récords (o llamar la atención) con esto de añadir más megapíxeles, más núcleos o… Más ceros. La carrera por ser quien vende el gadget más caro en cierto modo existe, aunque en ocasiones es de dudosa realidad o sólo para un perfil de cliente muy específico (y adinerado).

¿Qué tendrías que gastarte para teclear en el portátil más caro o escuchar la música de la manera más derrochadora posible? No podemos subestimar el mercado del lujo y probablemente nos quede aún alguna de estos lanzamientos para bolsillos caudalosos, en ocasiones rozando la excentricidad más que las últimas o mejores prestaciones, pero si buscáis tener el dispositivo electrónico más caro tenéis muchas opciones. Preparad los miles (o millones) de euros y dólares para una selección que no escatima en electrónica y, sobre todo, en quilates.
Porque los pendrives de 8 GB no han muerto y pueden valer más de 100 euros

Con los almacenamientos en la nube se nos ha hecho menos práctico en ocasiones recurrir a los físicos, más aún si éstos almacenan relativamente poco volumen. No es tan habitual ver pendrives de 4 GB u 8 GB, quizás los que se regalan o los que nos quedan de hace años, pero eso no significa que no se vendan y que no haya ediciones de lujo.

Fotografiar con DSLR y por un buen pico

La fotografía es una bonita afición y profesión, pero como casi todas las que implican la compra de un dispositivo electrónico cuanto mejor se quiere la experiencia, mayor es la inversión. Hablando de fotografía profesional hay que contar seguro con puñados de millares de euros, hablando ya sólo del cuerpo de la cámara, y sobre todo hablando de marcas que son pesos pesados como Hasselblad.

Una de las joyas de la corona de esta casa es la DSLR H5D-200c, con un sensor CMOS de 50 megapíxeles de 43,8 x 32,9 milímetros, ISO de 100 a 6400 y que destaca por el disparo múltiple, para el cual usa cristales piezoeléctricos que ayudan a aumentar la capacidad de captura cuando se dispara así.

Decibelios de lujo

Los sibaritas del audio tienen asumido que para una mejor experiencia toca invertir algo más. Hay marcas que conllevan ese pico como Bang & Olufsen o Bose, siendo pesos pesados en la industria desde hace años, con precios más altos que pretenden reflejar un proceso de creación y fabricación (además del plus por la marca) cuidado y cuya experiencia suele ser de calidad y distar de otras opciones más económicas.

No hablamos de ninguna de ésas en esta ocasión, sino casi más de joyería. Los que presumen de ser “los auriculares más prestigiosos del mundo” quizás brillen más por estética que por experiencia de audio, porque se trata de los Utopia Touraine de Focal, unos cascos con oro y diamantes de 6,5 quilates valorados en 100.000 euros, 110.000 euros si queremos el soporte de bronce.

1.000 euros no son nada para un smartphone

El recientemente presentado Note 8 ha sobrepasado una barrera psicológica: un precio base de algo más de 1.000 euros para un smartphone. No es el primero que rebasa esta cifra ni mucho menos, ciertos modelos de iPhone ya la alcanzaban aunque yendo a almacenamientos más allá del básico (el iPhone 7 Plus de 128 GB, por ejemplo), pero esto en realidad no es nada…

… Si lo comparamos con los precios que han llegado a alcanzar las ediciones de lujo, que sin tener ni mucho menos lo último en componentes sobrepasan con facilidad esta barrera de los 1.000 euros. No parece que sea un negocio fácil, viendo el final del fabricante Vertu, pero si nos gustan los terminales exclusivos podemos optar por ejemplo por el teléfono de Lamborghini, llevándote por unos 2.000 euros un terminal con oro, diamantes y piel (y un procesador que no está nada mal, el Snapdragon 820, pero de 2016), o alguno de la marca Goldvish, como la joya de la corona (el Eclipse – Desiring Arcadia – Onyx Alligator) por 92.900 dólares.

Cuando “jugar de lujo” es literal

Los equipos de gaming han sido históricamente más caros de manera inevitable: mover software tan exigente sin lags y sin que se funda la máquina requiere lo más potente y lo mejor diseñado en cuanto a ventilación, y lo mejor se paga. Hace poco conocimos lo último de la línea Omen X de HP, portátiles que llegan a sobrepasar los 3.600 dólares si se opta por las configuraciones más potentes.

Comments are closed.

error: Content is protected !!
Whatsapp