La Primera Lesbiana Moderna

0

Gentleman Jack, para los amantes de las buenas bebidas, se trata de un excelente whiskey, mientras que para otros fue un gánster irlandés de la era de la prohibición. Sin embargo, para la Inglaterra del siglo XVIII se trató de una mujer que desafió todas las normas “morales”.

Fue Anne Lister, una mujer inglesa de alta sociedad que escribió un diario de cuatro millones de palabras. Era su día a día, jamás imaginó que alguien lo leería y mucho menos que en un futuro sería agregado al Programa Memoria del Mundo de la Unesco. A pesar de ser un texto personal, escribió buena parte de él en un extraño código que tardó varios años en ser descifrado ¿qué intentaba ocultar?

Anne-Lister-The-Secret-Diaries-of-Miss-Anne-Lister-beso-en-bosque

Una vida prohibida

Venía de una familia pobre de Yorkshire, en el norte de Inglaterra, pero gracias una tía logró iniciar sus estudios en el Manor School for Young Ladies. En 1804 conoció a su primer amor, Eliza Raine, hija de un cirujano de la Compañía Británica de las Indias Orientales. Anne dormía en el ático de la escuela, algunos dicen que por el amor que tenía por otras mujeres, pero otros aseguran que era por la pobreza de su familia.

Eliza era mitad india y muchas estudiantes se burlaban por el color de su piel, razón por la cual aceptó la oferta de Anne para dormir con ella lejos del dormitorio. En aquel cuarto se enamoraron, era una relación prohibida de la que nadie se podía enterar, así que inventaron un código propio, con el alfabeto griego y símbolos matemáticos.

Se juraron lealtad con un matrimonio secreto, no hubo un papel de por medio, sólo palabras al aire que sellaron una relación que en apariencia se mantendría por el resto de sus vidas. Anne tendría otros planes y al crecer conoció a muchas de las mujeres más hermosas de su tiempo, en varias ocasiones se limitó a admirarlas; pero en otras estableció relaciones que se convirtieron en entradas de su diario.

Anne-Lister-The-Secret-Diaries-of-Miss-Anne-Lister-en-parque

Lunes 16 de junio [1817]

[…]Mi amada Isabela, en efecto me has amado verdaderamente y, después de todo, el destino puede hacer que tú y yo estemos por fin juntas, Dios lo sabe mejor. Amo a Mariana pero interminables obstáculos parecen haber surgido en contra de esta conexión. Me pregunto si Isabela ha mejorado.

Al crecer, fue descrita como “masculina”, odiaba las actividades que se consideraban que eran para mujeres y siempre vestía de negro, aspectos que provocaron que le comenzaran a llamar “Gentleman Jack”, o caballero Jack:

Sábado 1 de junio [1817]

Casi he tomado la decisión de siempre vestir de negro.

En aquel tiempo, una mujer no podía tener posesiones y únicamente podía tenerlas tras un matrimonio, Anne odiaba la idea de casarse y una serie de eventos la libraron de la odiada idea de pisar el altar.

Al morir sus hermanos y sus padres, ella no tuvo que contraer nupcias para obtener propiedades. Heredó las riquezas de su familia y pasó el resto de su vida viajando por los rincones más recónditos del mundo. Las mujeres jamás faltaron en su vida, en ocasiones relaciones fugaces y tortuosas; pero en otras estables, que la hicieron soñar con el amor eterno. Cada uno de estos encuentros lo convirtió en una entrada en su diario, texto que es una de las pocas pruebas de las constantes relaciones que se mantuvieron ocultas por años.

Los fragmentos eróticos

Sábado 12 de julio 1823

No pude dormir anoche. Dormitando, caliente y perturbada… una violenta nostalgia por la compañía de una mujer me llegó. No recuerdo haber sentido eso tan dolorosamente… fue dolor absoluto para mí.

Anne-Lister-The-Secret-Diaries-of-Miss-Anne-Lister-en-cama

Sábado 14 de septiembre 1823

[…] pensamos que alguien estaba entrando a la casa por los ruidos continuos y el golpeteo de la lluvia pronto fue acompañado por una tremenda tormenta eléctrica. Rayos muy vividos y continuos encendieron todo el cuarto. Después de algún tiempo llegaron uno o dos estruendos de truenos y lluvia. En medio de todo esto, nos acercamos, hicimos el amor y tuve uno de los más largos, tiernos besos que jamás tuve. A la mitad ella me dijo “no me dejes”, esto renovó y redobló mis sentimientos y dormimos abrazadas.

Octubre 1824

Tengo una pregunta que hacerte, “Êtes-vous Achilles?” [¿Eres Aquiles?]. Me reí y dije que me hacía sonrojar… llevé a la Señorita Mack a mi habitación. Bromeé con ella sobre la pregunta, dije que fue excelsamente formulada. Ella contestó que yo era la única en la casa a la que le podría haber escrito, porque era la única que podría haberla entendido, eso es, ¿quién habría entendido y tomado de esa manera la alusión?

La pregunta es una referencia a la historia en la que Aquiles se viste de mujer para escapar del oráculo que le dice que morirá en la batalla de Troya, en el tiempo era una forma de preguntar si era lesbiana.

Noviembre 1824

Comienza parándose cerca de mí. Puedo presionar sencillamente vagina a vagina. Nuestras lamidas mutuas ahora son entendidas y reconocidas.  

Una costumbre extraña en la época era guardar los vellos púbicos de un amado para tener parte de su esencia cuando estuvieron ausentes. Hasta nuestro tiempo han llegado cajas con vellos  y Anne no podía dejar de hacer esta “prueba de amor”:

Mariana me puso un nuevo brazalete y se cortó vellos de su vagina y de la mía, entonces los puso en uno de los pequeños medallones que conseguimos en Bright esta mañana, doce chelines cada uno. Nosotras siempre lo usaremos debajo de nuestras prendas para recordarnos. Cada una besó un poco del vello antes de colocarlo en el medallón.

Anne-Lister-pintura

Anne murió repentinamente durante un viaje en el Imperio Ruso. Bodas prohibidas entre mujeres, infidelidades escolares y expediciones que la convirtieron en la primera mujer en ascender el Monte Perdido, la tercera montaña más grande de los Pirineos. No cabe duda que la vida de Anne Lister fue un constante desafío hacia el mundo que quería suprimir su libertad y sexualidad.

Comments are closed.

error: Content is protected !!
× Whatsapp